21 ene. 2011

Cuando a alguno de nosotros se nos cae un diente le cantamos la canción del Ratón Pérez para que se alegre un poco y recordarle que no lo pierda, porque por la noche, si lo guarda debajo de la almohada, "alguien" vendrá y lo cambiará por un regalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario